4 momentos de pena ajena en la NFL

Fallos en en el futbol americano

Fallos en el futbol americano

En el futbol americano, los momentos en que se está arriba muchas veces no parecen compensar los momentos en que se está taaan abajo. Para muestra, aquí hay algunos botones.

Desde el punto de vista de los aficionados, el futbol americano, como cualquier otro, nos puede dar muchos momentos de gloria, emociones, suspenso y alegrías, incluso hasta llegar a las lágrimas. Sin embargo, tal como pasa en la vida real, unas veces se está arriba, y otras veces se está abajo… El problema con esta ley es que los momentos en que se está arriba muchas veces no parecen compensar los momentos en que se está taaan abajo. Para muestra, aquí hay algunos botones:

 

La distracción de Mike Tomlin

Hace apenas unos meses, Mike Tomlin, ejemplar coach de los Acereros de Pittsburgh, durante un partido crucial contra los Cuervos de Baltimore, decidió tener una mayor participación en el campo: mientras Jacoby Jones, quien regresaba una patada de salida por parte de los Acereros, aceleraba por la banda, el coach Tomlin “accidentalmente” estaba parado adentro del campo, de espaldas a la jugada, convenientemente volteando a ver la televisión gigante que tenía frente a él. Justo se posicionó por donde iba a pasar Jones, provocando su desaceleración y evitando así el touchdown. ¿Accidente? No sé. ¿Vergüenza? Definitivamente.

 

Jim Marshall: The Wrong Way Run

Otra buena muestra ocurrió el 25 de octubre de 1964, cuando los Vikingos de Minnesota se enfrentaron a los 49s de San Francisco. Jim Marshall, famoso por su ferocidad y habilidad como ala defensiva, se dirigía para asistir una tacleada después de que los Niners habían completado un pase al centro del campo. En el camino, se dio cuenta que el receptor había soltado el balón, y éste, después de dar algunos botes en el terreno de juego, le cayó prácticamente en las manos a Jim, quien ya se había encarrerado hacia su propia zona de anotación. Corrió como nunca en su vida había corrido, y tras haber llegado a la zona de anotación equivocada, lanzó el balón hacia el público, provocando así un safety. Esta jugada, conocida como “The Wrong Way Run”, o la carrera hacia el lado contrario, aún es recordada como una de las más vergonzosas de la historia.

 

Tony Romo

6 de enero del 2007: Halcones Marinos de Seattle contra Vaqueros de Dallas. Juego de comodines. 1:20 en el reloj de juego. 21 – 20 a favor de Seattle. Cuarta oportunidad, una yarda por avanzar. La decisión: vamos por el gol de campo. Un gol de campo que iba a ser incluso de menos yardas que un punto extra. Mero trámite… ¿o no?

Todo lo que tenía qué hacer Tony Romo, quarterback de los Vaqueros, era sostener la bola para que Martín Gramática, uno de los pateadores más seguros de todos los tiempos, pusiera el balón entre las Ys para ponerse adelante en el marcador, pero cuando salió el centro, Romo perdió el control, y con él, algunas fracciones de segundo.

Cuando por fin sostuvo la bola, se dio cuenta que era muy tarde para poner el balón en el piso para su pateador, por lo que decidió aferrarse al balón y correr hacia la zona de anotación. Instantes después, lo tacleó un Halcón en la yarda uno y terminó con los sueños de Super Bowl de los Vaqueros de aquella temporada, además, nos regaló una de las imágenes más representativas de un jugador decepcionado:

 

Mark Sánchez: El Butt Fumble

Hay una buena lista aquí, pero de todas las anteriores, sin duda, mi favorita tiene que ver con las sentaderas de un tacle ofensivo, una jugada rota, un mariscal de campo (o eso dicen), y el balón. ¿Adivinaste?

Corría la temporada del 2012-2013. Los fans de los Jets de Nueva York no habían tenido muchas alegrías aquel año. Muchos se preguntaban por qué Mark Sánchez, su quarterback, seguía siendo titular. La temporada seguía avanzando, y la pregunta seguía sin respuesta… y para hacerla todavía más intrigante, llegó el fatídico 22 de noviembre del 2012, fecha en la que los aficionados de Nueva York vieron con horror cómo Sánchez cometía una de las jugadas más vergonzosas de la historia del futbol americano profesional. Esta jugada es desde entonces conocida como el “Butt Fumble”, por razones más que obvias.

 

Seguramente hay más, comparte algunas de ellas en los comentarios.

Imagen vía Flickr por Clair Cook – CC BY.

Acerca de Hans Valencia

Nacido en Guadalajara, Jalisco, y por siempre apasionado del deporte, Hans Valencia tuvo su primer contacto con el futbol americano como jugador en 1994. Varios de esos años también fungió como entrenador de varios equipos, entre ellos equipos femeniles, e incluso tuvo actividad como jugador con un equipo de veteranos hace a penas algunos años.

Hans, o “Bola Ocho”, como le apodarían por los últimos colores que usó como jugador y el número que siempre portó en su jersey, jugó durante muchos años como quarterback titular, llevando a su equipo a ganar el campeonato local en una ocasión, y a playoffs en algunas otras ocasiones. Otros tantos años, Hans jugó como ala cerrada, siendo en una de esas temporadas el líder en anotaciones, recepciones y yardas ganadas del equipo, y peleando por las primeras posiciones en esas mismas categorías en la liga.

Comentarios

  1. Qué buen artículo! Estoy riendo montones.
    Larga vida a yarda35.

    • Hans Valencia dice:

      Gracias, Maggie!! Hay muchos más que se nos están olvidando, pero ya vendrán más publicaciones!! 🙂

  2. Israel Lopez Parada dice:

    Me acabo de encontrar esta pagina web dedicada al deporte de contacto por excelencia… No puedo salir de aquí pues cada que pulso un botón encuentro datos únicos, excelentes por cierto. Habría que actualizar el titulo de este post como “5 momentos de pena ajena” Si contamos con el de hace una semana por Andrew Luck y su “Formación sorpresa” Saludos.

    • Hans Valencia dice:

      Gracias por tus comentarios, Israel! Definitivamente esa jugada será incluida en listas posteriores, y por muchos años nos seguiremos preguntando qué es lo que quisieron hacer cada que veamos ese video!!

      Vi hace poco una entrevista que le hicieron al pateador de Colts, Pat McAfee, donde explicaba que el resultado de esa jugada fue la suma de muchos factores, pero la verdadera intención era engañar a los Patriotas para que pensaran que la unidad de patadas de despeje iba a salir del campo y la ofensiva iba a volver a entrar. De esta manera, provocarían que los Pats se confundieran, y cuando la defensiva estuviera entrando apresurada para sustituir a la unidad de equipos especiales, y hubiera más de 11 patriotas en el campo, entonces si centrarían la bola y les provocarían el castigo que les daría el primero y 10. Desgraciadamente, las cosas no salieron como pensaban, y ahora tenemos otra jugada de pena ajena para nuestra lista!

      Saludos!

Deja un comentario