Acercamiento al campo de futbol americano

Banderas con los colores del Colegio Subiré en su campo de futbol americano

*Los colores del Colegio Subiré en su campo de futbol americano

Lo más práctico es empezar por conocer el campo. Digamos que si el estadio es la iglesia del futbol americano, el campo es el altar donde se sacrifica esfuerzo, sangre y dolor para ganar los partidos o evitar perderlos.

Desde la comodidad de casa y a través de la televisión, pareciera que el campo no es muy grande, de hecho, se puede recorrer bastante rápido, eso, claro, si no hay quien te lo impida.

El siguiente video está a nivel de campo, así que te puedes dar una idea de cómo lo ven los jugadores.

 

 

Bueno, vayamos por partes:

 

Dimesiones del campo de futbol americano

Medidas del campo de futbol americano

Medidas del campo de futbol americano

El campo, también conocido como emparrillado, mide en total 120 yardas de largo: 100 yardas de campo de juego y 10 yardas más por cada una de las zonas de anotación que se encuentran a los extremos y son el lugar al que aspiran a llegar los equipos para ganar puntos; además, mide 53.3 yardas de ancho.

Para entendernos mejor: el campo de juego mide casi 110 metros de largo, incluyendo las zonas de anotación, por casi 50 metros de ancho.

Como podemos ver en la imagen de la derecha, las 100 yardas del campo están dividas en unidades de 10 yardas —importantes para el concepto de primero y diez que veremos después— y están marcadas en el campo, en orden decreciente, con un número que parte del centro del campo, en la yarda 50, y se va reduciendo conforme se acerca a las zonas de anotación.

 

Hash marks

Hash marks

Hash marks*

Entre cada línea que atraviesa el campo a lo ancho y marca el lapso de 10 yardas podemos notar unas marcas más pequeñas que se llaman hash marks y que atraviesan el campo a lo largo —dos en el centro del campo, y una en cada banda o extremo—.

Los hash marks sirven para identificar cada una de las yardas del campo, pero también tienen otra función, dividen el campo en tercios y ayudan a colocar el balón correctamente, pues el balón no siempre queda en el centro del campo al inicio de cada jugada.

 

Nacen las hash mark

Los hash marks, líneas blancas a intervalos de una yarda cada una, se agregaron en 1933 cerca del centro del campo, dice Jimmy Stamp de Smithsonian.com:

Más que una cuestión estética, los hash marks definieron una de las primeras desviaciones del futbol profesional respecto del futbol colegial: al final de cada jugada, el balón se colocaría en el hash mark más cercano. Antes de ese cambio en las reglas, el balón quedaba donde se le había declarado el final de la jugada.

 

Cadena y dado

Dado y Árbitro en el Borregos vs. Dragones

Dado y árbitro en el juego Borregos vs. Dragones

Ahora bien, hay un límite al número de marcas que puedes cómodamente poner en el campo, por lo que, para medir el avance del balón en cada intento que tiene la ofensiva para avanzar, se usa la cadena y el dado: entre uno y otro hay 10 yardas exactamente. Así, cuando el balón queda entre los hash marks se llama al cadenero para que ayude medir si se logró avanzar las 10 yardas reglamentarias para el primero y diez o no.

En el siguiente video podemos ver cómo usan la cadena para decidir si el balón cruzó o no las 10 yardas reglamentarias para el primero y diez:

 

Elementos en la zona de anotación

En las zona de anotación, en los extremos del campo de juego, hay algunos elementos importantes.

 

Las Ys

La Y en el campo de futbol americano de Carneros

La Y en el campo de futbol americano de Carneros

El más obvio son las Ys, los postes para los puntos extras y patadas de gol de campo.

Las Ys son importantes porque representan la posibilidad de anotar algunos puntos más al marcador y a veces eso decide las victorias.

La idea es que el pateador coloque el balón entre los brazos de la Y, si lo logra, se suman 1 o 3 puntos, según el tipo de patada que se haya hecho. Hay que notar, además, que la base de la Y está cubierta por una protección para seguridad de los jugadores, más de uno se ha estampado a gran velocidad contra ella.

 

Antes, las Y eran H: quién propuso el cambio

Desde el principio, en el futbol americano los postes tenían forma de H, dos postes verticales con un poste transversal a alrededor de 3 metros de altura (10 pies), sin embargo, conforme a este artículo del Sun Sentinel, todo ello cambió con Joel Rottman, distribuidor retirado de revistas y periódicos e inventor de medio tiempo.

 

El poste puede verse en el minuto 2:54 del video

Resulta que los postes no sólo tenían forma de H sino que estaban al inicio de la zona de anotación.

Esto cambió en 1974 cuando se les movió al final de la zona de touchdown no tanto por la seguridad de los jugadores, que tenían que sortear de alguna manera los dos postes mientras intentaban anotar, sino porque los pateadores de los equipos se habían vuelto muy buenos en anotar puntos.

Mientras ese cambió sucedía, Rottman había ideado el slingshot —hulera— en 1967, el diseño se le ocurrió a partir de la forma de un tenedor mientras comía: así nació la Y.

La curvatura de la base del poste se le ocurrió después, y al agregar una cubierta acojinada alrededor del poste central, quedó terminada la Y como la conocemos ahora.

El hecho de haber reducido la cantidad de postes contra los cuales chocar es ya un gran avance, he aquí un ejemplo de quien puedo atinarle a alguno cuando en lugar de uno, hay dos postes contra las cuales chocar:

 

En resumidas cuentas

  • Las H se volvieron Y gracias a Joel Rottman.
  • El 22 de febrero de 1967 la NFL adoptó la Y para los goalpost, o slingshot, como se le conoce en inglés.
  • Los postes paralelos que forman los brazos de la Y se hicieron más largos, de 10 a 20 pies, para que la NFL los adoptara.
  • Fue 1974 que la Y fue movida de la línea de anotación a unas yardas después del final de la misma, como dijimos, para hacer la anotación por patadas un poco más difícil.
  • En ese mismo año, los postes paralelos crecieron 10 pies más, para colocarse en una altura total de 30 pies.
  • Hoy, la NFL considera cambios a la regla del punto extra para hacer las cosas más retadoras.

 

Referencias
NFL History: 1961-1970
NFL History: 1971-1980

 

Los pilones

En las esquinas, por fuera de la zona de anotación, encontramos los pilones: unos cojines verticales de color anaranjado que señalan los extremos de la zona de anotación y sirven a los jugadores para ubicar dónde termina la zona de touchdown y sirve a los árbitros para decidir más claramente si sucedió la anotación o no. Se les puede ver en el minuto 1:10 al 1:15 del video siguiente.

 

Un video sobre el campo de futbol americano

Finalmente, les dejo este video de Passion Films donde se explican las medidas y lo que podemos encontrar en el campo, emparrillado o cancha de futbol americano, como le dicen algunos.

Más detalles sobre el campo de futbol americano aquí, hay medidas detalladas y explicaciones sobre los pilones de la zona de anotación (que se ven en el minuto 1:10 al 1:15 del video anterior), las cadenas y el dado, las Y, entre otros términos útiles.

 

Las bandas, la banca y la zona de coacheo

Finalmente, debo mencionar, aunque seguramente lo viste en el video anterior, que los equipos se acomodan a los lados del campo, uno por lado, y cambian de lugar al término de cada cuarto del juego, si de plano no sabes que el juego se divide en cuartos, vamos bien y llegaremos a ese tema en el siguiente apartado.

Para evitar que los jugadores de la banca anden de un lado o otro y estorben a sus compañeros de juego se les da un espacio al que se le llama caja de coacheo y abarca, contando desde la yarda 50 (el centro del campo), no más de 18 yardas hacia un lado y 18 yardas al otro según la regla 13, artículo 5 de la NFL, si alguno va más allá, el equipo al que pertenece es penalizado con 15 yardas.

Pues bien, en ese rectángulo se acomodan los equipos y es el lugar donde al head coach se le sube o baja la presión, en donde grita indicaciones (siempre que el balón no esté en juego) y discute con el resto de los entrenadores (porque son varios por cada equipo) o se pelea a gritos con los árbitros (siempre divertido de ver, por cierto) aunque puede ser castigado por este motivo si se pasa de la raya.

En el espacio de la caja de coacheo también se acomodan los fotógrafos, comentaristas (bueno, en la NFL) y cámaras en general, siempre que estén acreditados, es decir, siempre que se les haya dado permiso, aunque estar en ese lugar privilegiado tiene sus peligros —no es que los jugadores pongan atención a algo más que el balón o a su contrincante—, para ello un par de muestras:

 

 

Finalmente, fuera de ese espacio se acomoda el staff y gente de apoyo de la NFL, aunque no pueden estar cerca de las bandas mientras el balón está en juego, por cuestiones de seguridad, no sólo de ellos mismos sino también de los jugadores, al fin y al cabo a nadie le gustaría ser arrollado para descubrir que salió sin un rasguño pero el jugador quedó lesionado.

 

Ya que conocemos el campo de juego, veamos el modo en que corre el tiempo durante un partido de futbol americano, porque ¿no lo sabías?, en el futbol americano el tiempo avanza y se detiene, y a veces, regresa al reloj.

 

Imágenes por Karla Sosa para Yarda35.com
*Imagen vía Wikimedia Commons
** “Edward Jones Dome endzone view” by Clstds – Own work. Licensed under Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 via Wikimedia Commons

 

Acerca de Elías Salazar

Es licenciado en Derecho por la UANL, nació en Monterrey, pero radica en Guadalajara desde hace más de 10 años. Involucrado con la literatura desde hace mucho tiempo, ha participado en diferentes talleres literarios y publicado tanto para medios impresos como para la web. Fue editor, durante más de un año, para suenamexico.com y realiza corrección y apoyo de edición para Artefacto, agencia cultural y Mantis editores.

Deja un comentario