Bad Lip Reading y la NFL: divertida mezcla de doblaje y deporte

Bad Lip Reading y la NFL

[Imagen] Bad Lip Reading da un espacio para la comedia usando las imágenes de relleno de los juegos, lo que sucede entre jugada y jugada

El futbol americano es un juego serio, lo sabemos, es sólo a través de los errores, los “bloopers” en los juegos, que la comedia y el emparrillado se unen; eso es hasta que a un canal de YouTube se le ocurrió hacer la pregunta: ¿Qué podría resultar de la mezcla entre el doblaje, la lectura de labios (bad lip reading) y la NFL?

Cómo se hace el calendario de la NFL

Bad Lip Reading es precisamente el nombre de un canal de Youtube que se encarga de responder la pregunta “qué dijo”, cuando en un juego de futbol americano no entiendes lo que explicó el árbitro, o no puedes distinguir lo que dicen jugadores o los coaches, o simplemente quisieras inventarles alguna respuesta un tanto más colorida.

Las fechas importantes en la NFL

El material

Con toda la atención que la NFL, los equipos y los jugadores tienen en los medios tradicionales y en internet, no es de extrañar de que cada tanto suceda un momento divertido o ridículo que trasciende al juego y se vuelve una referencia por sí mismo (véase el ya famoso “butt fumble”, entre otros momentos de pena ajena en la NFL) y se transforma en un video visto mil veces o un meme, especialmente ahora que los fanáticos del futbol americano tienen voz y posibilidad de oírse en la red.

Sin embargo, al parecer hay material de sobra en las transmisiones de los partidos para hacer de la NFL una víctima de la comedia.

Seguro te ha sucedido: estás viendo un partido de la NFL, los comentaristas hablan y hablan mientras escenas de la banca, los coaches, los árbitros e incluso los fans se suceden en la pantalla, y notas a un par de jugadores hablando, no los puedes escuchar, no queda claro qué están diciendo, pero intentas leer los labios y el resultado es… curioso, o siemplemente raro.

Si combinas el resultado con una buena cantidad de personas que den voz a lo que crees que dijeron, tienes Bad Lip Reading y la NFL ofrece mucho material para dar pie a al doblaje: basta ver un partido televisado: la mayor parte del tiempo, de hecho, no sucede gran cosa en el emparrillado.

5 datos poco conocidos de la NFL

Bad Lip Reading y la NFL

Más allá de sólo leer mal los labios, el canal se especializa en doblar a jugadores, comentaristas, entrenadores y árbitros. ¿El resultado? Árbitros a quienes no les importa en qué yarda quedó el balón, quarterbacks que dan explicaciones que nadie pidió o jugadores que dan detalles acerca de los sorprendentes planes para su fiesta de fin de año.

Y es apenas una pequeña parte de los que sucede en un video de 4 minutos.

Desgraciadamente los videos están en inglés, pero si activas la opción de Close Claption (botón CC, al margen inferior derecho del video), aparecen los subtítulos en el mismo idioma y es más fácil seguir y entender las voces.

Aun si resultara complicado entender las múltiples referencias o el idioma, sólo escuchar las voces que eligen para el doblaje es suficiente para divertirse.

A pesar del buen resultado, hay sólo unos cuantos videos en el canal de YouTube, pero cada año suben un par más.

Mr. Irrelevant: Una tradición del Draft de la NFL

Bad Lip Reading, además, hace lo mismo con películas, personajes de la política de Estados Unidos, canciones y programas de televisión, no sorprende que tengan más de 5 millones de suscriptores en su canal de Youtube. Al parecer no hay cosa más divertida que invertar diálogos y letras de canciones, oh, bueno, también darles voz.

 

Imagen
Tomada del video de Bad Lip Reading: NFL 2015.

Acerca de Elías Salazar

Es licenciado en Derecho por la UANL, nació en Monterrey, pero radica en Guadalajara desde hace más de 10 años. Involucrado con la literatura desde hace mucho tiempo, ha participado en diferentes talleres literarios y publicado tanto para medios impresos como para la web. Fue editor, durante más de un año, para suenamexico.com y realiza corrección y apoyo de edición para Artefacto, agencia cultural y Mantis editores.

Deja un comentario