Entrevista a Fanny Ávila: Sobre el lingerie football y CUCS Fire

Fanny Ávila, mánager y quarterback de CUCS Fire

Fanny Ávila, mánager y quarterback de CUCS Fire

Stephanie Ávila, Fanny, es mánager y quarterback del equipo CUCS Fire de lingerie football de Guadalajara. Nos reunimos con ella para charlar acerca de su experiencia como mánager y jugadora, además de charlar acerca del lingerie football como deporte.

 Conoce a CUCS Fire en voz de sus coaches y jugadoras

Acerca de ser mánager en un equipo de futbol americano

SA: ¿Cómo decidiste ser mánager?

FA: No es que haya querido ser la mánager porque tuviera la preparación y experiencia, simplemente no teníamos a alguien que se encargara del equipo; nuestro headcoach sólo contaba con otro entrenador que le ayudaba y estuvo muy saturado, las cosas no empezaban a salir bien porque tenía mucha carga: los entrenamientos, encargarse de todo el registro de jugadoras, de lo económico, oficios… Los dos somos licenciados en cultura física y deportes, colegas, nos conocemos bien, y decidimos separar las funciones, me quedé como mánager para que él no tuviera tanta carga de trabajo y que las cosas mejoraran. 

 

SA: Muy bien, ¿desde hace dos años eres manager o hace cuánto tiempo?

FA: No, eso fue a partir de terminar la segunda temporada, porque fue cuando nos dimos cuenta que había muchas deficiencias en cuanto a la organización del equipo.

 

SA: Mánager, díganos ¿cuáles son sus funciones específicas?

FA: Encargarme de todo el papeleo de las niñas, sus credenciales, de qué carreras son, los oficios para ellas cuando están lastimadas, si hay algún pago, hacer el manejo de lo económico de las niñas, buscar patrocinios, buscar chavas que me piden a veces para imagen, mandar a las niñas, ver quién tiene la disponibilidad, encargarme de cosas como cuándo jugamos de local, ambulancia, campo, arbitraje.

Entrenamiento de quarterback

Entrenamiento de quarterback

 

SA: Quaterback y mánager, debe ser complicado llevar las dos posiciones.

FA: Es muy satisfactorio, te das cuenta de que las niñas dan todo ahí y que sí corresponden, a lo mejor tú haces un esfuerzo para que el equipo funcione, pero ellas dan el doble en la cancha.

 

Ventajas de CUCS Fire para las nuevas jugadoras

SA: Las chicas que están buscando un primer equipo o que se quieren cambiar de equipo ¿por qué tendrían que venir a CUCS Fire a jugar?, ¿cómo les venderías la idea de que éste equipo les conviene?

FA: Cuenta con un plus que ningún otro equipo tiene, tal vez sus entrenadores sí jugaron en mayor, pero aquí, como te comentaba, nuestro headcoach es licenciado en cultura física y deportes, de manera que hay mejores resultados en cuanto al desarrollo de las capacidades físicas, y obviamente va de la mano con lo estético, pero además, y es lo más importante, no lesiona a ninguna jugadora porque a lo mejor algún entrenador que no tenga idea le pone una carga muy pesada a  una chava que va iniciando y la puede tronar.

 

SA: Muy bien, ¿qué otra ventaja ofrece CUCS Fire para que vengan a jugar?

FA: Somos niñas que la mayoría no contamos con el recurso suficiente para este tipo de deporte, y a veces en lugar de perjudicar al equipo, es algo que lo une más en cuanto a recaudar fondos, estamos más unidas, buscar opciones para que todas podamos jugar, no es que digamos “Ay si tú no tienes para pagar no juegas”, es que todas somos un equipo, somos o fuimos estudiantes de ciencias de la salud, entonces también tenemos esa conexión, tenemos muchos amigos en común, maestros en común, nuestro centro universitario, representamos a la U de G, y estamos muy fuertes, yo creo que algo que ha caracterizado al equipo desde que iniciamos fue la estética y su preparación en fuerza y resistencia.

 

Experiencia en el lingerie football y el lingerie football como deporte

Brenda Stephanie Ávila Pérez, mánager y quarterback de CUCS Fire

Brenda Stephanie Ávila Pérez, mánager y quarterback de CUCS Fire

SA: Su experiencia como jugadora: ¿qué ha sido para usted?, ¿qué significa para usted el lingerie football?

FA: Ha sido lo mejor en lo que he incursionado, desde el inicio yo empecé porque era un equipo nuevo, yo nunca había pertenecido a un deporte de conjunto y empezar desde que el proyecto se inició, pues te das cuenta como va progresando cada jugadora, el avance de las niñas, porque había niñas que no podían coordinar ni el giro de brazos al frente, y ahora son de las mejores niñas de la liga, no nada más del equipo. 

Cuando inicié había como muchas preguntas o dudas sobre ¿en serio si vamos a jugar con ese uniforme? O lo veía muy lejano porque no veía mucho equipo o mucha competencia, yo estaba porque existía el equipo, pero no veía que fuera crecer tanto a futuro como ahorita, ya está la liga formada y con tanto orden, eran más bien las ganas de jugar y a mí me gusta mucho el futbol americano y estaba emocionada por practicarlo, no pensé que fuera tener esta magnitud a la que ha llegado ahora.

 

SA: Me haría el favor de explicarme el funcionamiento del lingerie football, como para todos los espectadores que no saben de que se trata, algunos a lo mejor todavía lo confunden con espectáculo, sin entender que ya esta en camino o ya es un deporte.

FA: Al final de mi licenciatura yo hice un estudio en mi clase de mercadotecnia deportiva, fue un estudio sobre a qué público le interesaba la idea de lingerie football y qué pensaban sobre este deporte.

Por desgracia las encuestas revelaron que para la gente resulta ser un espectáculo, no lo consideran un deporte como tal, creen que las niñas van porque quieren exhibirse, y  no porque tengan ganas de jugar, ese estudio lo realicé hace poco menos de un año todavía, era más del 80% de las respuestas la que arrojaron ese resultado.

Entonces sí es desmotivante que tengan ese concepto del lingerie, pero si se dieran el tiempo de ir a un partido o de ir a un entrenamiento, se darían cuenta que ni siquiera un hombre común y corriente a veces puede soporta las cargas físicas que a veces nos ponen y que a final de cuentas para nosotras es un deporte, nos preparamos físicamente, técnicamente, tácticamente y…somos deportistas, no somos un espectáculo por el que pagues para ir a ver jugadoras con poca ropa, que para mí no está mal, porque es lo que abre puertas, a lo mejor si no tenemos tanto recurso, eso es una opción para poder seguir jugando, sin tener que sacrificar tantas cosas. Pero me gustaría más que lo vieran como un deporte visualmente agradable, a un espectáculo.

 

SA: Digo, también está el rugby, ¿no? Los hombres de rugby no tienen tanta utilería, traen shorts muy cortos, enseñan la pierna y a ellos nadie les dice que son un espectáculo. Las mallas del futbol americano son super pegaditas, de licra.

FA: Son sexys.

 

SA: Y a las chicas les gusta ver eso también, a veces ni les gusta el futbol americano, les gusta ver a los chicos nada más.

FA: Sí, simplemente es el morbo que se creó, las de voleibol de playa, las de atletismo usan poca ropa pero es la idea que se le da, y si se supiera manejar este concepto pues se abriría gran paso para las demás chicas.

 

SA: ¿Cuál sería tu propuesta para que empezáramos a manejar bien este concepto? 

FA: Principalmente por parte de los equipos incrementar el nivel competitivo, que a la hora del espectáculo como lo llaman las chavas, de verdad golpearan fuerte, tuvieran un sistema bien estructurado, y supieran de futbol americano, esto les demostraría que no es un espectáculo, que el uniforme sólo es un plus y que el nivel es el mismo.

SA: Muy bien, muchas gracias, Fanny. 

Acerca de Sibrian Arciniega

Jugó futbol americano con Ocelotes de la UNIVA, de 1998 a 2006. En el mismo equipo, fue entrenador ofensivo en categoría juvenil.
Es Lic. en Psicología. Poeta y promotor cultural. Fue entrenador de tocho bandera en el equipo de Tigritas en Guadalajara, Jalisco.

Deja un comentario