Entrevista: Erick Wolffer, Head coach de Tigritas Tocho Bandera

Erick Wolffer ve jugar a Tigritas Tocho Bandera

Erick Wolffer observa desde las bandas un juego de Tigritas Tocho Bandera*

El futbol americano no nos da ni lujos ni dinero, pero creo que para mí es la mayor satisfacción de mi vida.

El 18 de mayo de 2013 entrevisté a Erick Wolffer, Head coach del equipo Tigritas (tocho bandera) y, en ese momento, también de Tigres (futbol americano), en el Campo Escuela de Futbol Leones Raza.

Además de la amistad que tengo con él desde hace varios años, me interesó charlar con él porque es un coach joven, pero con muchos años de trabajo en la promoción y formación de proyectos de futbol americano: Erick tenía, a la fecha de entrevista, 25 años de edad, de ellos, ha jugado futbol americano durante 20 años, y ha sido coach por 10 años.

Actualmente es el Head coach de Tigritas, un equipo de tocho bandera femenil, relativamente joven, que con 3 años de trabajo ha podido crecer lo suficiente como para ganarse un lugar en la comunidad de tocho bandera de la Zona Metropolitana de Guadalajara, e incluso ganar tres campeonatos.

 

Acerca de ser coach de futbol americano

S: Erick vamos empezando, nos interesa saber de tu oficio como coach, sabemos que aquí en Guadalajara es difícil volverte profesional, es decir, vivir como entrenador de un equipo de futbol americano es complicado, entonces, quisiera que nos enfocáramos un poco al tema de las complicaciones, lo que se hace, sin entrar en temas económicos, más bien en las estrategias que sigues, cómo captas gente, cómo trabajas y que me hables también de cómo es ser coach.

Erick Wolffer, Head coach de Tigritas Tocho Bandera

Erick Wolffer, Head coach de Tigritas Tocho Bandera

E: Ah, ok. Bueno, pues principalmente el proyecto que tengo con Tigres y Tigritas. Yo lo empecé hace tres años y fui reclutando gente, hablando con las chicas, hablando con los chavos… yo creo que el deporte se toma como una diversión más que nada. Les enseño lo que son valores, todo el deportivismo, ética. ¿Para qué? Para que sean unas mejores personas y tengan algo de que hablar en su vida, porque el futbol americano es algo que se lleva en el corazón, yo creo que así es con cualquier jugador de futbol americano, o jugadora.

En sí, yo lo hago por gusto, en realidad, esto es un hobby, no gano la millonada, casi no gano. Lo hago de corazón más que nada.

 

S: ¿Tienes independencia?

E: Yo tengo independencia, pero mi prioridad como UdeG, jamás la dejo. Siempre estoy en la liga UdeG, pero también tengo otra prioridad. ¿Para qué? Para crecer más, porque tampoco hay que estancarnos en una sola liga, o en una sola, ¿cómo se dice?… no hay que estancarnos en un sólo espacio, hay que buscar horizontes, y yo creo que es por eso que hemos llegado a ser, con Tigritas, varias veces campeonas.

 

S: Eso es importante, ¿no? Que lo que pretendes es que tu equipo de Tigritas salga y se forje contra otros equipos, otras ligas, otras jugadoras, tal vez otras ligas donde hay más experiencia.

E: Sí, claro que sí. Eso es lo que yo hice con las niñas, vamos, porque con los niños sigo en CUFAO, no nos hemos salido de esa liga, igual y por eso nos hemos quedado un poquito estancados ahí, pero hay que tener en cuenta también que las ligas externas de hombres son muy costosas, entonces sí se nos dificulta un poquito más.

En cuanto a las niñas, las ligas son menos costosas, yo creo que el doble de menos gastos, y por eso se puede hacer un equipo más competitivo a nivel nacional en la categoría que tengo, que es la juvenil; teníamos que forjarnos, eso es, meternos a otras ligas y que tengan más juego las niñas, todo eso ya lo están teniendo, por eso es que yo creo que hemos conseguido bastante éxito.

 

S: ¿Han cosechado triunfos?

E: Hemos cosechado triunfos, caso contrario de los hombres; con ellos hemos conseguido triunfos dentro de la liga, pero no hemos salido más allá, por los mismos costos de las ligas de hombres, que son un poco excesivos.

 

Acerca del tocho bandera femenil

S: Quisiera que me explicaras sobre tocho bandera femenil, a grandes rasgos.

E: Prácticamente el tocho bandera es un deporte como cualquier otro, lleno de competitividad; se juega con 7 —7 contra 7—, es un deporte completamente sin contacto, para que las niñas no sufran lesiones, hay casos en que sí, pero esos ya son accidentes. Es eso, un deporte sin contacto, en el que las niñas pueden divertirse. Se juega con unos pañuelos —son dos a la cadera, a los extremos de la cadera—, y se utilizan para reemplazar las tacleadas: en lugar de tirar a quien porta el balón, se le quita la bandera.

 

S: ¿Cuántos equipos hay de tocho bandera femenil en Guadalajara?

E: Más de 20.

 

S: ¿Tú lo recomiendas sobre los demás deportes?

E: Jajaja… No, no lo recomiendo sobre los demás.

 

Erick Wolffer con Tigritas Tocho Bandera

Erick Wolffer conversa con su equipo durante un partido*

S: Recomiéndalo Erick, ¿qué tiene? Es tu deporte, tú lo defiendes… Jajaja, es broma.

E: Jajaja. No lo recomiendo sobre los demás deportes, pero me voy a poner en los zapatos de cualquiera que es coach, yo sí quisiera que se enfocaran a este deporte porque es muy bonito, yo tengo a mis niñas, y hago una diferencia: yo tengo el equipo de futbol americano de hombres, y a estas alturas, en los tres años que he estado con ellos, si tengo 20 niños, 15 son caras diferentes, si tengo 20 niñas, las 20 son las mismas caras; entonces, el tocho bandera a las mujeres les apasiona y les entra el amor por el deporte.

 

S: Y te da la oportunidad de mantener un equipo que va creciendo en conjunto.

E: Va creciendo en conjunto, no se separan.

 

Acerca de su participación en el futbol americano

S: Te conozco desde hace algunos años, tuve la oportunidad de jugar contigo en algún momento, eras un chiquillo que andaba ahí con los mayores, echándonos apoyo, soporte.

E: A mis 14 años.

 

S: ¿14 años? ¿Ya jugabas con nosotros? Nosotros, qué tendríamos, unos 21, 22…

E: 21, 22… Sí, exactamente.

 

S: Tuviste algunas lesiones por jugar con gente mayor.

E: Sí, con gente más grande.

 

S: Te recuerdo de muy buena manera, un gran deportista, muy habilidoso, gusto por el deporte, también muy apasionado. Sí, y te conocí también en tu faceta de coach, creo que por ahí estuvimos juntos también en los primeros equipos de tocho bandera femenil.

E: Sí, de hecho. Creo que en ese momento fue de los primeros equipos de tocho femenil el que tú, el que mi papá… bueno, el coach Ramón Wolffer, sacó junto contigo.

 

Corredora en partido de tocho bandera

Corredora en partido de tocho bandera

S: ¿ O contigo?

E: No, conmigo fue después.

 

S: ¿Sí?

E: Sí, fue después.

 

S: Tengo muy buenas memorias, y algo que a mí me llama mucho la atención, que probablemente también voy a encontrar en esta búsqueda que estoy haciendo, de estas entrevistas con la gente del futbol americano en Guadalajara, es conocer a las familias que juegan futbol americano, seguramente me iré encontrando con algunos otros nombres, que tienen generaciones jugando; en tu caso específico, yo sé que es tu papá, tu hermano Edgar, tu hermana Maricela…

E: Sí, todos en mi familia han jugado futbol americano.

 

S: ¿Tu mamá?

E: Sí, hasta mi mamá. De hecho mi mamá, junto con mi papá, sacaron el primer equipo de tocho bandera, hace 20 años… El primero.

 

S: ¿Aquí en Guadalajara?

E: Fue de cotorreo, de hecho jugaron como 2 o 3 partidos, y ya jamás se volvieron a juntar, lo hicieron como un hobbie, ése fue el primero, 5 años antes de que existiera el tocho bandera, junto con un coach que se apellida Cárdenas.

 

Acerca de la familia Wolffer

S: ¿Familia Wolffer? Cuéntame, quiénes son, cuántos juegan, tíos, primos, de dónde vienen.

E: Empezó en México, D.F. Pues empieza con uno de mis tíos, que es medio hermano de mi papá, que en paz descanse.

 

S: ¿Su nombre?

E: German Wolffer, él empezó a jugar futbol americano cuando todavía los cascos de cuero.

 

S: Pero tu papá era atleta, ¿no?

E: Sí, era atleta. El coach de los Pumas lo vio jugar, te estoy hablando de hace 40 años, es lo que me cuenta. Lo vio un coach, el coach se llamaba Nery. Que era uno de los más grandes de la UNAM. Lo vio, lo vio correr, mi papá era velocista de 100 metros con vallas.

 

S: Incluso una trayectoria interesante como atleta.

E: Sí, creo que tenía un récord allá en Presa 5, allá en México, pero creo que se enfocó más en el futbol americano, se apasionó y se quedó ya con ese deporte, y de ahí empezó a jugar, y durante más de 30 años; ahí sigue, sigue, pero ya como coach, dejó de jugar hace como 10 años.

 

S: ¿Cuántos años tiene tu papá de coach?

E: Mi papá tiene como 30 años de coach.

 

S:  También tienes 2 hermanos, tu hermano Edgar y tu hermana Mary.

E: Mi hermano, pues jugó desde niño también, él fue uno de los privilegiados que le tocó jugar contra equipos de Estados Unidos, y mi hermana que juega tocho desde hace ya bastante tiempo.

 

S: ¿Mary está en tu equipo?

E: Está en mi equipo, ahorita. Ella empezó a jugar en mi equipo, después desertó, se fue a jugar con mi hermano, que tiene otro equipo, se llama Osas, también de aquí de Guadalajara. Mi hermana quería jugar más, entonces por eso saqué dos equipos por ella, porque ella me insistió tanto en sacar otro equipo para que compitiéramos con gente más preparada.

 

S: ¿O sea, que tu hermana te motivó para sacar un equipo de mayor nivel?

E: Sí, mi hermana fue la que me motivó a sacar un equipo de mayor nivel, exacto.

 

S: ¿Y te salió bien?

E: Estuve como 2 meses en los que estuve en que no y no, y cuando salió bien, dije: mi hermana tenía razón, jajaja.

 

S: ¿Y qué tal como jugadora?

E: Excelente. Una de mis mejores backers.

 

Juego de preparación de tocho bandera, Tigritas vs. Lobas de Colima

Juego de tocho bandera: Tigritas vs. Lobas de Colima*

El significado del futbol americano

S: Muy bien, Erick. Estoy encantado de conocer a los Wolffer, tú sabes que tengo una relación muy cercana con tu familia, y me gustaría saber ahora qué ha significado para ti, como un Wolffer, la vida del futbol americano.

E: El futbol americano no nos da ni lujos ni dinero, pero creo que para mí es la mayor satisfacción de mi vida haber jugado este deporte, el haber conocido este deporte, porque se te mete en el corazón, por más que no quieras, no lo puedes dejar, yo soy de los jugadores que no puede dejar el futbol americano, tal vez hay veces en que me veas sin dinero, o en lugar de meterme a trabajar, y poder conseguir algo de dinero, prefiero estar cocheando a los equipos, yo sé que a veces eso está mal porque hay que vivir, ¿no?

 

S: ¿Hay que luchar por la vida?

E: Hay que luchar por la vida también, pero también el tener varios equipos y el tener a las niñas que lo dan todo en el campo, y que te hacen caso cada día, y que te dicen “Coach, usted me ha enseñado todo”, creo que eso vale más que todo el dinero del mundo. Que lleguen a otros equipos y que digan: “¿Con quién aprendiste a jugar?”, “Pues con Erick Wolffer”. Entonces creo que eso no se paga con dinero. Esa es la satisfacción más grande del futbol americano para mí.

 

*Todas las imágenes por Yarda35.com, Derechos reservados.
*Actualizado el 20 de noviembre de 2014: se agregaron subtítulos a la entrevista.

Acerca de Sibrian Arciniega

Jugó futbol americano con Ocelotes de la UNIVA, de 1998 a 2006. En el mismo equipo, fue entrenador ofensivo en categoría juvenil.
Es Lic. en Psicología. Poeta y promotor cultural. Fue entrenador de tocho bandera en el equipo de Tigritas en Guadalajara, Jalisco.

Comentarios

  1. MAGALLAN1 dice:

    EXCELENTE SALUDOS, A ERICK LO CONOZCO DESDE LOS 5 AÑOS, YA JUGABA EN LAS PANTERITAS.

Deja un comentario