Esquineros vs. receptores

Esquineros vs. receptores

Esquineros vs. receptores*

Ya hemos compartido con ustedes algunas de las batallas frecuentes que se dan en el futbol americano: quarterback vs. safety, linebackers vs. corredores y linieros defensivos vs linieros ofensivos, ahora toca el turno a esquineros vs. receptores.

Se dice por ahí que el 50% de los pases completos son culpa del receptor; el otro 50%, diría yo, ya que el primer 50% le corresponde al quarterback.

Un receptor que no tiene buenas manos podría dar al traste con los esfuerzos del resto del equipo, ya que normalmente son los receptores quienes culminan las jugadas y depende en gran parte de ellos que todo el trabajo que hacen los demás termine en yardas ganadas.

También es por eso que el trabajo de los esquineros es importante en la defensiva, ya que si la ofensiva rival tiene un sistema eficiente, pero los esquineros son tan buenos que no permiten que los receptores completen los lanzamientos del quarterback, entonces la ofensiva se ve desprovista de su ataque aéreo y provoca que el resto de la defensiva se preocupe menos por los pases y ponga más atención a la otra arma ofensiva: el ataque terrestre.

 

Características de receptores y esquineros

Los receptores y esquineros tienen características similares. Los jugadores que juegan esas posiciones son veloces y deben tener cierta agilidad. Aunque las diferencias son importantes.

Para los receptores es deseable una estatura más allá del promedio y una excelente coordinación ojo-mano, además de lo que ya habíamos hablado antes: velocidad y agilidad.

Los esquineros pueden no ser tan altos, ya que un centro de gravedad bajo les ayuda a desarrollar habilidades necesarias para su posición: mejor tiempo de reacción y cambios bruscos de dirección sobre la carrera.

Para darte una idea sobre lo que es el centro de gravedad puedes ver el siguiente video:

 

Claves de un buen esquinero

Una de las claves de un buen esquinero, además de las virtudes antes mencionadas, es la potencia y la envergadura de sus brazos: un salto poderoso y unos brazos largos ayudan en buena medida a reducir la desventaja que trae, para estos casos, tener una menor estatura que el receptor.

También tener piernas potentes, combinado con un bajo centro de gravedad, ayuda a mejorar el tiempo en el que un esquinero puede cambiar de dirección. Aunque eso no lo es todo, los esquineros deben saber leer los movimientos del quarterback para poder predecir el lugar hacia el que va a ser lanzado el pase, y así reducir el tiempo de reacción hacia la jugada.

 

Claves de un buen receptor

Esquinero vs. receptor

Esquinero vs. receptor durante un pase que termina en intercepción**

Para los receptores es importante la agilidad y la experiencia, puesto que esas son las virtudes que les permiten hacer fintas (con la finalidad de engañar al defensivo y poner espacio de por medio para recibir lo más cómodamente posible el pase) o buscar el espacio que al esquinero le resulta más difícil cubrir.

 

Físico, experiencia y entrenamiento

En resumen, el ganador de la batalla de esquineros vs. receptores depende en buena medida de las capacidades físicas que cada uno tiene, sin embargo, las capacidades físicas de los jugadores que juegan estas posiciones, en equipos de nivel similar, son muy parecidas; ahí es cuando se vuelven importantes la experiencia y el entrenamiento: una de ellas, o ambas, pueden hacer la diferencia.

 

Las excepciones en la NFL

No podemos dejar de mencionar que hay jugadores que se salen de los estereotipos: tenemos a Wes Welker, que es un excelente receptor y es más bien bajito, mide 1.75 metros:

 

Por otro lado tenemos a Richard Sherman, que mide 1.91 metros: más o menos el promedio de altura de los receptores de la NFL.

 

* Imagen © BrokenSphere / Wikimedia Commons, CC-BY-3.0.
** Imagen vía Flickr, por Erik DrostCC-BY-2.0.

Acerca de EduardoSH

Eduardo es ingeniero industrial y de sistemas, fue jugador de futbol americano en diferentes equipos en Guadalajara y Sonora, además de que ha sido entrenador desde hace un par de años.

Desde 2009, Eduardo se dedica profesionalmente al blogging y ha participado en diferentes publicaciones tratando diferentes temas. Yarda35 ha sido la oportunidad para él, de reunir dos de sus pasiones: la escritura y el futbol americano.

Encuentra a Eduardo en Facebook.

Deja un comentario