Evolución del ala cerrada en el futbol americano

Gráfico de la posición del ala cerrada en la línea de golpeo

Posición del ala cerrada (Tight End) en la línea de golpeo

Fue hasta la llegada de dos legendarios jugadores, Mike Ditka y John Mackey, que la idea de considerar la posición de ala cerrada sólo como un sexto hombre de línea cambió.

Guía de la ofensiva en futbol americano

El Tight End o ala cerrada, muy adecuadamente llamado “la navaja suiza” de la ofensiva, tiene muchas y muy variadas labores: básicamente puede tener asignaciones de bloqueo (para el desarrollo de las carreras, o engaños de carreras), de contención –o copa— (para proteger al quarterback o mariscal de campo), o claro, puede también salir a pase. De este modo, el ala cerrada es, muchas veces, la pieza que desajusta a la defensiva.

Ala cerrada y su función en el equipo ofensivo de futbol americano

Esta posición es una de las que más ha evolucionado con el paso del tiempo: este jugador comenzó siendo usado la mayor parte de las veces como una pieza más en la línea ofensiva, encargado de abrir huecos, o de darle más tiempo al quarterback con el fin de que éste lograra tirar el pase. Sin embargo, poco a poco se le fueron encontrando más utilidades… Ahora podemos decir que las recepciones más espectaculares no siempre las hacen los alas abiertas.

Qué gritan los quarterbacks en la línea de scrimmage

Cambios en la complexión y perspectiva

También la complexión requerida para jugar esta posición ha cambiado con el tiempo, de acuerdo a las necesidades y a los usos que se le daba a este jugador; en sus inicios, era el de una persona atlética y fuerte, pero pesada y lenta; aún cuando debía tener buenas manos para hacer las recepciones cuando se necesitara, más bien su labor principal era casi siempre la de bloquear.

Fue hasta la llegada de dos legendarios jugadores, Mike Ditka y John Mackey, que la idea de considerar la posición de ala cerrada sólo como un sexto hombre de línea cambió.

Ditka, por ejemplo, terminaría su carrera con 427 pases en total para más de 5800 yardas y 43 touchdowns, mientras que Mackey se distinguió por su velocidad, comparable con la de un ala abierta —una temporada, 6 de sus 9 recepciones de touchdown serían de más de 50 yardas—.

Más tarde, este prototipo evolucionaría a jugadores fuertes pero más ágiles que un hombre de línea, y con mucha más capacidad para recibir un pase y convertirlo en ganancia de alto yardaje. Cada vez más el ala cerrada estaría obligado a aprovechar su peso y velocidad para crear desequilibrios en la defensiva o, para cuando recibieran el balón, romper tacleadas para ganar, en ocasiones, una o dos yardas más, o incluso hasta una ganancia mucho más importante en un pase largo.

El nuevo modelo de ala cerrada podría fácilmente tener la fotografía de Shannon Sharpe —hermano menor del ala abierta de Green Bay, Sterling Sharpe—, quien pasó la mayor parte de su carrera usando el jersey de los Broncos de Denver, y que recibiría una impresionante cantidad de 815 pases para 10,060 yardas, anotando 69 touchdowns y ganando 3 Super Bowls con dos diferentes equipos —Broncos y Cuervos—.

Historia del reconocimiento MVP de la NFL:
Jugadores más valiosos

Tony Gonzalez, grandes récords como ala cerrada

Imagen de Tony Gonzalez con los Halcones

Tony Gonzalez en el campo de entrenamiento de Halcones (2013)

En la lista de los mejores alas cerradas de la historia, necesariamente tendríamos que detenernos en jugadores como Dave Casper, Brent Jones y Ozzie Newsome, ya retirados, o Antonio Gates, Rob Gronkowski, Jimmy Graham y Vernon Davis, aún activos.

Todos ellos, en relación a su tiempo, han elevado el estándar de la posición del ala cerrada… pero ninguno, hasta la fecha, lo ha hecho como Tony Gonzalez, quien jugó sus mejores partidos en Kansas City, pero que tendría números nada despreciables con los Halcones de Atlanta (donde anunciara su retiro después de perder el partido por el campeonato de la Liga Nacional en la temporada 2012-2013 contra los 49s, noticia de la que meses después se retractaría para regresar en la temporada 2013-2014 con los Halcones).

Tony Gonzalez es poseedor de prácticamente todos los récords que un ala cerrada puede tener.

Por mencionar algunos, ninguna otra persona en esta posición ha recibido más de 1,242 pases, ni ganado más de 14,268 yardas. De esos pases recibidos, 103 se han convertido en touchdown.

Tony ha jugado 16 temporadas en dos diferentes equipos: Jefes de Kansas City y los Halcones de Atlanta. De ellas, sólo en su temporada de novato (1997) recibiría menos de 50 pases. Incluso, ha roto muchos récords que han fijado alas abiertas como el legendario Jerry Rice.

Actualmente, Gonzalez es el segundo jugador en cualquier posición (después de Jerry Rice, por cierto) con más recepciones a lo largo de su carrera. El que le sigue es otro receptor abierto, Marvin Harrison. ¿Así o más dominante?

La posición sigue evolucionando, y después de todo, los récords están hechos para romperse… No sería extraño que pronto, por difícil que parezca, alguno de éstos que todavía tienen muchos años por delante osara superar los números de Tony.

A fin de cuentas, el ala cerrada se ha convertido en una de las armas favoritas de muchas poderosas ofensivas como la de 49s, la de los Santos de Nueva Orleans, o la de los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Coaches de la ofensiva

Imágenes

Todas las imágenes vía Wikimedia Commons – GNU

Acerca de Hans Valencia

Nacido en Guadalajara, Jalisco, y por siempre apasionado del deporte, Hans Valencia tuvo su primer contacto con el futbol americano como jugador en 1994. Varios de esos años también fungió como entrenador de varios equipos, entre ellos equipos femeniles, e incluso tuvo actividad como jugador con un equipo de veteranos hace a penas algunos años.

Hans, o “Bola Ocho”, como le apodarían por los últimos colores que usó como jugador y el número que siempre portó en su jersey, jugó durante muchos años como quarterback titular, llevando a su equipo a ganar el campeonato local en una ocasión, y a playoffs en algunas otras ocasiones. Otros tantos años, Hans jugó como ala cerrada, siendo en una de esas temporadas el líder en anotaciones, recepciones y yardas ganadas del equipo, y peleando por las primeras posiciones en esas mismas categorías en la liga.

Deja un comentario