Factores de popularidad del tocho

Tacleo de Carneros a una jugadora de Zorritas, en Flagtex 2015

Tacleo de Carneros a una jugadora de Zorritas, en Flagtex 2015

¿Cuáles son los factores de popularidad del tocho bandera en el mundo? Cada año aumenta la cantidad de equipos, ligas y torneos, sólo en Estados Unidos, donde el deporte nacional es el futbol americano, hay 20 millones de personas inscritas en programas de flag football.

Breve historia del tochito bandera

Un vistazo al pasado

Habiendo iniciado en 1930 en bases militares de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, el tocho bandera fue la manera que tenían los soldados de disfrutar del futbol americano sin temor a los golpes o lesiones antes de una batalla.

A su regreso a casa, llevaron consigo esta variante del futbol americano y con ello el inicio de un movimiento que terminaría por resultar en una opción para los amantes del deporte de las tacleadas donde, bueno, las tacleadas no estaban presentes.

Ligas de tocho bandera en Guadalajara

El tocho bandera en el mundo

#TBT to the Mexican Women’s National Team  and their Gold victory in the 2012 Flag Football World Championship!

Posted by International Federation of American Football (IFAF) on jueves, 17 de septiembre de 2015

Sin embargo, el tocho bandera (tochito cinta, como se le conoce en algunas partes) no sólo se quedó en los Estados Unidos sino que llevó, literlamente, sus banderas a otros países y continentes.

Como mencioné, en Estados Unidos hay 20 millones de personas inscritas en programas de tocho bandera y la misma NFL tiene un programa llamado NFL Flag para jóvenes de entre 5 y 17 años con torneos y múltiples apoyos.

El deporte es muy popular en Alemania, Italia y Gran Bretaña, entre otros países del globo, como México, donde cada vez más equipos se unen a ligas y participan en torneos locales, nacionales e , incluso, internacionales.

En Asia, Filipinas, Japón, China, India, Vietnam y otros países de la región tienen una fuerte presencia de tocho bandera con ligas y torneos a lo largo del año; y en Australia, donde el flag football es también muy popular, se juega además una versión del rugby sin contacto llamda Tag Rugby que también es popular en Irlanda.

Cabe recordar aquí, como ejemplo de lo extendido del deporte en el globo, que la IFAF (International Federation of American Football) organiza también un campeonato mundial de tochito, el último se llevó a cabo en Grosetto, Italia, en 2014 (la selección femenil mexicana se trajo medalla de plata en esa ocasión, y en 2012, la de oro), reunió selecciones de 20 países.

Qué se necesita para jugar tocho bandera

Factores de popularidad del tocho

Defensa de Gladiadoras intenta taclear a la corredora de Sunrise

Defensa de Gladiadoras intenta taclear a la corredora de Sunrise

La popularidad del tocho bandera se debe a factores como el equipo —que no se compara con la cantidad de utilería y costo del equipo de futbol americano—: sólo se requiere de zapatos deportivos, las características banderas y un balón para jugar.

Además, la falta del contacto físico como parte del desarrollo del juego lo vuelven en una primera opción para padres preocupados por los riesgos físicos que son parte de un deporte de alto contacto como es el futbol americano, pero que mantienen la filosofía de trabajo en equipo, disciplina y vida deportiva del deporte de las tacleadas.

Por otro lado, el hecho de que el tochito se incline menos hacia la fuerza física y más hacia otras características del deporte como lo son la velocidad, la atención, habilidades relacionadas con la motricidad fina, entre otras caracterísicas únicas, permite que sea un deporte mucho con mayor accesibilidad a todas las personas.

Por esta misma razón es posible que el tocho bandera pueda ser jugado por niños, jóvenes y adultos, así como en equipos mixtos (de géneros y edades), pues si bien el aspecto físico puede representar en ocasiones algún tipo de desventaja en el campo, no es tan importante en el tocho bandera como sí lo es en el futbol americano.

Otro de los factores es, sin duda, que los equipos de tocho bandera regularmente son formados por menos integrantes en comparación con los equipos de futbol americano, los torneos de tocho 5vs5 o 7vs7 son comunes, de manera que con la cantidad de jugadores que se requieren para formar tu equipo de tocho bandera es mucho más fácil entrenar y competir en los torneos locales.

Finalmente, ciertas características del juego, como los pitchs y la elegibilidad de los jugadores para recibir el balón, hacen que los partidos de tocho bandera sean muy dinámicos y rápidos.

Datos curiosos del tocho bandera

Una oportunidad para iniciarse en el futbol americano

Muchos padres de familia, preocupados por las posibles implicaciones de un deporte de contacto en la salud de sus hijos, prefieren involucrarlos primero en el tochito bandera.

Sorprendentemente uno de los jugadores de futbol americano que iniciaron en flag football fue Tom Brady, a quien sus padres no le permitieron jugar futbol americano sino hasta la preparatoria. El padre de Tom Brady creía que el futbol americano podría ser peligroso, así que en su lugar lo inscribió en un equipo de tocho bandera cuando era pequeño.

 

La velocidad, los valores y habilidades únicas del tocho bandera, así como las características de este deporte, el hecho de que puedan jugarlo hombres y mujeres en un gran rango de edades, así como su relativo bajo costo, son los factores principales que han logrado que el tocho bandera sea un deporte con cada más adeptos dentro y fuera de la cancha.

 

Otras referencias:

Flag Football: The Alternative for Concerned Parents
Flag football
Why Flag Football es the Better Choice
The Evolution of Touch

Acerca de Elías Salazar

Es licenciado en Derecho por la UANL, nació en Monterrey, pero radica en Guadalajara desde hace más de 10 años. Involucrado con la literatura desde hace mucho tiempo, ha participado en diferentes talleres literarios y publicado tanto para medios impresos como para la web. Fue editor, durante más de un año, para suenamexico.com y realiza corrección y apoyo de edición para Artefacto, agencia cultural y Mantis editores.

Deja un comentario