Futbol americano: La importancia de entrenar a diario

Jugadores de Borregos durante un entrenamiento

Jugadores de Borregos. Entrenar hace al jugador

Casi todos los coaches de futbol americano nos dicen que el trabajo en equipo es muy importante. Que hay que dejar el egoísmo a un lado y poner al equipo antes que a todo lo demás. Por supuesto, los coaches saben que cuando un equipo se desarrolla como una unidad en el campo, las posibilidades de ganar los partidos son mayores.

Prevenir lesiones en el futbol americano

Entrenar: los beneficios

Shayne Skov descansando entre repeticiones durante su entrenamiento de fuerza

*Shayne Skov descansando entre series

El darle prioridad al equipo, antes que a lo demás, implica muchas cosas: entrenar todos los días, confiar en los compañeros, conocer tu trabajo, conocer y aceptar tu lugar en el equipo, conocer el lugar de los demás, comprometerse a ser mejor, entrenar intensamente y compartir objetivos con los compañeros y entrenadores, aunque la lista podría seguir y seguir, pero esta vez estamos para hablar de la asistencia al entrenamiento como una de las maneras en las que se contribuye a formar un equipo.

Estar diario en el entrenamiento y entrenar intensamente es una parte importante del trabajo en equipo, primero porque así un jugador mejora sus habilidades y capacidades individuales, lo que, claro, permite que ese jugador haga mejor su trabajo y por lo tanto contribuya de mejor manera a cumplir con los objetivos trazados.

También habría que considerar que la asistencia al entrenamiento mejora a los jugadores, y no sólo por la capacidad física, sino por la competencia: competir contra mejores jugadores en el entrenamiento crea un círculo virtuoso en el que se puede mejorar mucho más rápido ya que se aprende más enfrentando a los mejores.

Es decir, que si yo soy linebacker, y me enfrento diariamente con el mejor corredor de la liga, es muy probable que cuando llegue al juego, todos los demás corredores me parezcan un poco más fáciles de alcanzar y de taclear, más fáciles que si me hubiera enfrentado, en el entrenamiento, a un corredor promedio. Y el mejor corredor de la liga, créanme, no nació siéndolo: entrenaba intensamente todos los días para convertirse en eso.

3 habilidades que se aprenden
en el futbol americano

Historia de dos safeties

Otra razón para darle importancia a la asistencia a entrenar es que con el trabajo y convivencia diaria se genera confianza mutua. Los jugadores de un equipo no van a confiar en alguien que no se esfuerza como ellos lo hacen, ya que no saben bien de qué es capaz y así no pueden ayudarle cubriendo sus fallas y tampoco pueden aprovechar sus virtudes.

Dicho de otra forma, un jugador que se ausenta frecuentemente del entrenamiento no está ayudando a su equipo. Por muy bueno que ese jugador sea, es posible, e incluso muy probable, que termine afectando más de lo que ayuda, pero para ilustrar mejor, pongo un ejemplo:

Fui coach defensivo de un equipo de futbol americano, uno de mis jugadores tenía experiencia y grandes habilidades atléticas. En su posición de safety, llegaba a cubrir pases que para los demás eran imposibles y cubría cantidades de terreno que pocos pueden lograr, sin embargo, no era mi mejor safety, a pesar de que los que competían con él por la posición no tenían su experiencia, velocidad o fuerza.

La razón de que ese jugador no fuera mi mejor safety, era que no confiaba en sus compañeros, y no confiaba en ellos porque no los conocía bien ya que faltaba mucho a entrenar.

Safety en cobertura

Safety en cobertura

La falta de confianza le hacía dudar y quería hacer el trabajo que él pensaba que iban a dejar de hacer los demás: trabajo que no le correspondía hacer. Con eso en mente, descuidaba lo que él tenía que hacer, y se equivocaba. Todos sabemos lo que pasa cuando un safety se equivoca: anotaciones. Eso sí, las jugadas más espectaculares las hacía casi siempre él.

Por otro lado, otro de mis safeties era un buen jugador. Sus capacidades y habilidades no eran despreciables, pero distaban mucho da las del otro. Sin embargo, este safety conocía bien a sus compañeros de equipo y sabía perfectamente lo que tenía que hacer dentro del campo. A él también le anotaban, claro; pero cuando le anotaban era porque sus capacidades eran superadas y muy rara vez porque se equivocara o dejara de hacer su trabajo en el campo.

El balance entre ellos dos es muy ilustrativo, ya que al final de la temporada, el safety con el que más jugadas logró el equipo rival fue el que no entrenaba. El otro siempre estaba en el lugar correcto en el momento adecuado y por eso los rivales no podían pasarlo la mayoría de las veces. Salvo muy contadas excepciones, estar siempre en el lugar y momento correctos en el campo se logra entrenando.

5 habilidades psicológicas
que desarrolla el futbol americano

Entrenar: el equipo es primero

Una forma de poner al equipo por sobre todo lo demás es ir a entrenar. Claro, tal vez tengas menos tiempo libre o te pierdas alguna que otra fiesta y convivencia con los amigos y la familia, pero ese es uno de los sacrificios que se tienen que hacer para que un equipo funcione como tal, y dicho sea de paso, es el sacrificio que se hace para ser mejor y un día ganar campeonatos.

Se dice que los juegos se ganan en el entrenamiento, y yo estoy convencido de eso. Entre más y mejor se entrene, mejor será el resultado en el juego. Eso sin pasar por alto que los rivales también entrenan, así que hay que entrenar con la mayor intensidad posible y aprovechar nuestras herramientas y recursos de la mejor manera para que así sea más probable que nuestro entrenamiento venza al de los demás.

 

*Fotografías por Karla Sosa para Yarda35.com

Acerca de EduardoSH

Eduardo es ingeniero industrial y de sistemas, fue jugador de futbol americano en diferentes equipos en Guadalajara y Sonora, además de que ha sido entrenador desde hace un par de años.

Desde 2009, Eduardo se dedica profesionalmente al blogging y ha participado en diferentes publicaciones tratando diferentes temas. Yarda35 ha sido la oportunidad para él, de reunir dos de sus pasiones: la escritura y el futbol americano.

Encuentra a Eduardo en Facebook.

Deja un comentario