Hildeberto Salgado, jugador semiprofesional de futbol americano en EUA

Hildeberto Salgado entrena en pista

Entrenamiento

Nos reunimos con Hildeberto Salgado, ex jugador tapatío de Organización Carneros y de Ocelotes de la UNIVA. Además de practicar futbol americano, practica atletismo, y es jugador semiprofesional de futbol americano en Estados Unidos, en Arizona Phantoms.

 

Nombre: Hildeberto Salgado Galindo
Posición: Quarterback, safety y regreso de patadas.
Último equipo: Phantoms de Arizona

 

Los inicios en el futbol americano

SA: Hola, ¿podrías hablarnos de tu historia en Guadalajara, cuándo empezaste a jugar, cómo llegaste al futbol americano?

HS: Empecé en Carneros a los 11 años más o menos, ahí hice todas mis infantiles, hasta los quince, luego me pasé a la UNIVA.

En UNIVA fue donde realmente me di cuenta de lo que podía hacer como atleta, como persona. Llegué a Ocelotes de la UNIVA y me pasaron a quarterback porque dijeron que tenía buen brazo, quienes me vieron fueron Ramón Wolffer y su hijo Erick, y me quedé de quarterback y de safety, luego salió la selección de UNIVA y ahí estuve, fue cuando pasé de tiempo completo de quarterback y estuve también regresando patadas.

 

SA: ¿Estamos hablando de que tenías 15 años cuando llegaste a UNIVA?

Hildeberto Salgado en entrevista para Yarda35.com

Hildeberto Salgado en entrevista para Yarda35.com

HS: Sí.

 

SA: ¿Cuánto tiempo jugaste en UNIVA?

HS: Desde el 2007 hasta el 2010.

 

SA: Jugaste con UNIVA.

HS: Sí, 3 años, prácticamente toda la prepa y un año más que tomé de descanso de los estudios, luego me fui a Estados Unidos, por primera vez, a Cincinnati.

 

SA: ¿En qué año?

HS: 2011.

 

SA: Terminaste de jugar con UNIVA…

HS: Terminé de jugar con UNIVA, el mismo año me cambié a Carneros que fue una temporada que dejé inconclusa.

 

SA: ¿A ti te tocó el cambio de programa no? Del programa que traía Ramón a la otra administración en la UNIVA, con Emilio Manzo.

HS: Sí, de hecho a Ramón Wolffer y a su hijo les aprendí muchísimo.

 

SA: Está el programa del 2007 cuando llegas, hasta el 2008 o 2009 que estuvo Wolffer a cargo, y luego hay un cambio administrativo…

HS: Entró Emilio Manzo, y Alejandro Viciedo.

 

La experiencia en Estados Unidos

Hildeberto Salgado inició en Organización Carneros, jugó en Ocelotes de la UNIVA y, en Estados Unidos, en Phantoms de Arizona, equipo de futbol americano semiprofesional.

Hildeberto Salgado inició en Organización Carneros, jugó en Ocelotes de la UNIVA y, en Estados Unidos, en Phantoms de Arizona, equipo de futbol americano semiprofesional.

SA: ¿En qué año fue?

HS: Eso fue en 2008. La selección empezó a tomar más forma, fue en el 2011 cuando se desbarató, y ya de ahí volví a Carneros un buen rato, estuve entrenando con ellos, jugué tres partidos, más o menos, lo dejé inconcluso y fui a Estados Unidos a estudiar inglés.

 

SA: ¿Te vas a Cincinnati?

HS: Sí, pero también quería estudiar la carrera y jugar allá, estuve buscando la oportunidad de meterme a la universidad pero…

 

SA: …Muy difícil, muy caro.

HS: A parte de todo, muy caro, universidades muy caras y quieras o no, es una inversión muy alta, y ya fue cuando regresé a Guadalajara, alrededor de unos siete meses después fue cuando se me dio la oportunidad de conocer a Luis Zendejas.

Tengo una tía aquí en Guadalajara —mi primo juega en Cardinals, mi hermano también—, y lo llevaron [a Luis Zendejas] a un juego de pretemporada de los Arizona Cardinals de Guadalajara; mi tía tuvo la oportunidad de conocerlo y le comentó sobre mí, yo estaba aquí en Guadalajara: “Tengo un sobrino que juega, estamos viendo cómo se puede acomodar en un equipo de Estados Unidos”, y Luis le dijo: “Tráelo en enero y lo vemos, a ver qué trae y te decimos si la hace o no la hace, lo vamos a probar con un coach”.

Me llevaron a principios de enero, fui por primera vez a Arizona, llegué a instalaciones de Arizona Cardinals, del equipo de la NFL, y ahí fue cuando conocí al coach Mo.

 

SA: Conoces al coach Mo en enero de 2012, a través de Luis Zendejas, en Arizona…

HS: Así es, ahí lo conocí y me hicieron unas pruebas de velocidad, pruebas de condición física y unas pruebas de quarterback, a este señor le gustó lo que vio, me dijo: “Yo te veo potencial, pero pues no está en mis manos acomodarte, tienes todo el potencial, no hay nada que dudar”.

Luis Zendejas se interesó y me comentó: “Vamos a ver cómo te acomodamos, vamos hablar con esta universidad que se llama Phoenix College”. El coach Mo me probó un sábado, y ese mismo sábado me hablaron: “Ya te conseguimos la universidad” y esa misma noche me probaron también en Phoenix College, me vieron, vieron algunos videos y me dijeron: “Nos gusta, tienes buena visión de campo, te sabes mover, tienes velocidad”.

Me metieron al programa de preselección, tuve que hacer papeleo para la escuela; cuando terminé el summer camp me dijeron que sí les gustaba como jugador, pero que me salía de la regla en la liga, “nos da mucha pena que te hicimos perder el tiempo pero no puedes jugar porque tienes veintiún años”.

 

SA: ¿Tenías ya veintiún años?

HS: Sí, dije: ni cómo hacerle. Esperé un tiempo, no me acuerdo cuánto, pero yo seguí entrenando con el coach Mo, seguía en las clínicas, ayudé a entrenar niños.

Él me comentó que tenía un amigo, Derrick Parham, me dijo: “Él tiene un equipo semiprofesional, no sé si te interesa”; obviamente me interesó, me contacto con él, me estuvieron probando y me quedé. Te estoy hablando del 2013. Estuve un rato con ellos, con los Phantoms, pero por alguna u otra razón no pude jugar con ellos durante ese año.

 

SA: ¿Estuviste entrenando el 2013 con los Phantoms?

HS: Sí, con ellos, y también con Mo, estuve intercalando entrenamientos. Ya para esto se dio la temporada de 2014.

 

SA: ¿Seguías con Phantoms?

HS: Sí, la temporada empezó en enero de 2014 y terminó en mayo, llegamos a finales, pero perdimos.

 

Hildeberto Salgado en entrevista para Yarda35.com

Hildeberto Salgado en entrevista para Yarda35.com

SA: ¿Jugaste toda la temporada?

HS: Sí, toda la temporada.

 

SA: ¿Cómo se llama la liga recuerdas?

HS: Gridiron Football League Arizona.

 

SA: ¿Cuándo regresaste a Guadalajara?

HS: La temporada terminó un domingo de mayo y el mismo domingo en la noche me regresé a Guadalajara, descansé una semana, pero no me gusta descansar, me desespero no haciendo nada, y regresé con mi entrenador, Alejandro Viciedo, que también está muy metido con esto.

 

SA: Muy bien, entonces veamos. Regresas a Guadalajara, vienes sin equipo, sin compromisos de juego, ¿estás entrenando porque te gusta entrenar?

HS: Sí, quiero seguir mejorando, no me quiero sentar y decir “ya soy rápido”.

 

SA: ¿Qué tiempos, qué marcas traes actualmente?

HS: Mi mejor tiempo es 4.22 segundos en las 40 yardas, es el mejor que he hecho. Mi promedio es de 4.30.

Hildeberto Salgado durante el entrenamiento

Hildeberto Salgado durante el entrenamiento

SA: ¿Ya es nivel profesional, no?

HS: Sí, de hecho la marca de este corredor, cómo se llama… Chris Johnson, que jugaba en los Titanes, ahora juega en los Jets, él tiene el récord ahorita con 4.24.

 

SA: Sí, pero lo que te piden para profesional es 4.5, ¿no?

HS: Sí, el 4.5 ya es considerado rápido.

 

SA: Entonces traes marca de tiempo de nivel profesional en las 40 yardas.

HS: Sí.

 

SA: ¿Qué otras cosas te miden en futbol americano?

HS: Fíjate que [miden] levantamiento [de pesas], en lo que yo viví en Estados Unidos lo medían más a los linieros, lo que le toman mucho a los corredores es la habilidad de moverse, la habilidad de reacción.

 

SA: ¿Entonces tú tendrías oportunidad como corredor?

HS: Sí… dice el coach Mo que puedo ser corredor, receptor o quarterback, cualquiera de esas tres, me dice que tengo las habilidades requeridas para esas posiciones: ser líder, veloz y fuerte.

 

Hildeberto Salgado durante un entrenamiento en Guadalajara, Jalisco.SA: ¿Qué sigue? ¿Seguirte preparando físicamente? ¿Qué buscas? ¿Bajar tus marcas?

HS: Siempre mejorar, a mí no me gusta ser del montón.

 

SA: Falta peso, por ejemplo, muscular, ¿en qué andas, en 80?

HS: 86.900 k.

 

SA: ¿Faltan algunos kilitos de músculo?

HS: De hecho sí, en eso ando, estoy pegándole bien duro a los fierros, yo quiero ganar peso, aunque hay muchos jugadores livianos, pero sí quiero unos cuatro o cinco kilos más, andar entre los 88, 89 kilos, tal vez pegarle a los 90. Seguir trabajando mis marcas, seguir mejorando, no quedarme estancado, no sentarme y quedarme en donde estoy. No decir “ya jugué” y ahí queda, voy a jugar hasta que mis capacidades deportivas me lo permitan.

 

SA: Un equipo en Guadalajara para no “desencancharte”… ¿te interesaría? ¿O estás más concentrado en los entrenamientos?

HS: Siempre el futbol americano es bueno para mí, porque, digo, no sabes cuándo te va a salir algo; es muy diferente, por ejemplo, la mentalidad de atletismo a una mentalidad de futbol americano, tienes que traer una mentalidad, un ritmo porque si te quedas así, sin jugar, te oxidas un poco. Pero si se da una oportunidad aquí en Guadalajara, claro que juego.

 

SA: ¿Dónde considerarías?

HS: Estoy viendo opciones, de hecho ya estuve viendo en Cardenales, pero no saben si van abrir temporada; por una parte lo entiendo, porque ya en [liga] mayor [los jugadores] son personas que trabajan y que no tienen tiempo de jugar; pero si se da, sí juego.

 

Acerca de ser jugador semiprofesional de futbol americano en Estados Unidos

Hildeberto Salgado recibe instrucciones del entrenador.

Hildeberto Salgado recibe instrucciones del entrenador.

SA: Hilde, ¿cuáles son las opciones que tenemos para los jóvenes como tú, o más jóvenes que tú para poder aspirar a jugar en Estados Unidos?

HS: Para los más jóvenes que yo, recomiendo que se vayan desde prepa porque allá te siguen desde prepa, y si es posible, desde más pequeño; porque te siguen la huella: “Este jugador es bueno, trae este récord, éste tanto” y van viendo cómo se desempeña; ahí es cuando se facilita entrar a las universidades.

 

SA: ¿Y después de prepa?

HS: Se puede decir que es más complicado, pero no imposible, creo que mientras tengas constancia y de verdad tengas la habilidad, por ahí puedes y sigue hasta donde tú quieras, creo yo que mientras estés bien mentalmente puedes llegar a dónde quieras, siempre y cuando sea real que tienes las habilidades, la disciplina y las ganas.

 

SA: En ese sentido, Hilde, ¿los básicos, los fundamentos, sirven o no sirven? Me refiero a qué tan preparado te sentiste cómo para jugar semiprofesional en Estados Unidos, con lo que llevabas de aquí.

HS: Te voy a ser sincero, en México se aprende bastante, pero se enfoca mucho en el golpeo. Luego eso da una mala idea del futbol americano, como si el jugador de americano fuera un cavernícola, falta trabajar más en lo técnico, lo teórico del juego y, por supuesto, cambiar la idea y la imagen que se tiene del juego y del jugador.

De hecho, incluso hace pocos días una amiga estaba comentando: “Los de americano están bien mensos” y le digo: “Claro que no, para empezar ¿sabes las reglas?”, “No”, “¿Sabes jugar?”, “No”, te invito un día a escuchar una jugada y dime si le entiendes.

Aunque aquí sí se aprende, lo que yo me di cuenta es que no se enfocan tanto a jugar muy técnico, es como el tipo chiste que dicen aquí: “Córranle, no es ajedrez”, yo fui allá y dije: sí es ajedrez.

Son hasta tácticas de batalla.

 

SA: Shayne Skov asumía que el golpeo es un plus, porque con el golpeo que se maneja aquí, el era el golpeador allá, en Estados Unidos, y fue una de las cosas que lo posicionó rápidamente.

HS: Creo que hay de todo tipo, allá te encuentras de todo, pero aquí sí se da mucho, como te digo, el “pégale, pégale” y no se enfoca a enseñarnos a pensar.

 

SA: Allá te enseñan a leer [la jugada].

HS: Sí, aquí, en lo que me tocó vivir como jugador, insisto, en mi experiencia, creo que falta mucha formación del jugador en lo mental.

 

SA: Hilde, ¿te interesa coachear aquí en Guadalajara?

HS: Pues de repente entreno gente, aunque más como fitness, pero sí se me ha dado a veces que me pidan a ayudarlos a entrenar.

 

SA: ¿Y meterte en un equipo, una temporada, como coach?

HS: Sí, ¿por qué no?

 

SA: Muy bien. Cuánto tiempo contamos con Hilde en Guadalajara, cuánto tiempo vas a estar acá.

HS: Eso, no te voy a mentir, ni yo sé. Es según cómo se mueven las cosas por allá, que me estén diciendo que ya va a empezar la temporada, vamos a empezar a entrenar. La verdad ni yo sé.

 

SA: ¿Te invitaron a jugar los Phantoms otra vez?

HS: Sí, dicen que está en tentativo que se va abrir el equipo otra vez. ¿Que si me interesaría irme? Claro que sí, pero me dicen que están por confirmarme.

 

SA: ¿En qué fechas empezarías en caso de que se abra el equipo?

HS: Según yo, sería como el año pasado, si se abriera tendría que empezar en octubre a entrenar con ellos.

 

Hildeberto Salgado durante su entrenamiento en GuadalajaraSA: ¿Y jugar otra vez en enero?

HS: Sí.

 

SA: Ok. ¿En semiprofesional pagan?

HS: No.

 

SA: ¿No te pagan cómo jugador? El equipo genera dinero, pero no te pagan como jugador.

HS: Generan dinero, pero no pagan. El sentido de que no paguen es porque, a veces, jugadores del mismo equipo o de la misma liga aspiran a lo de siempre, como aquí en el soccer, que aspiran a llegar a profesional y todo eso, y la NFL se reserva a decir: “Si tú jugaste en el semiprofesional, pero te pagaron, merecemos el derecho de decirte sabes qué: no, no puedes jugar” porque les dan el respeto al [jugador] de colegial: al de colegial no se le paga.

 

SA: Pero colegial está peleando porque les paguen.

HS: Exactamente.

 

SA: No es con paga, pero la NFL lo considera. ¿Es un escalón, la semiprofesional?

HS: Sí, se podría decir que un escalón, de lo que yo he vivido, a todo mundo buscan, en el sentido de “hay que probarlo aquí o hay que acomodarlo en algún lado, a ver si sirve”; cuando menos te lo esperas, alguien ya te vio.

Lo que me gustaba mucho de allá, de Estados Unidos, es que se apoyan mucho deportivamente, son muy directos: la armas, sí; no la armas, no; sí te lo dicen…

 

SA: ¿Qué posiciones jugaste con Phantoms?

HS: Regresé patadas, safety y quarterback.

 

SA: ¿En la temporada 2014?

HS: Sí, estuve de suplente de quaterback, y [estuve] de safety titular, y regresando patadas [como] titular también.

 

El futbol americano y el apoyo para seguir adelante

Hildeberto Salgado en entrenamiento de velocidad en Guadalajara, Jalisco.SA: Ya para cerrar me gustaría que me dijeras tu visión del futbol americano, qué ha significado para ti y qué esperas que signifique.

HS: El americano me ha ayudado muchísimo en todo sentido, me ha ayudado a ser mejor persona, hijo y deportista y a ver la vida de otra forma, a ver que no no más puedo recibir el golpe de la vida, si no que yo le puedo dar el golpe a la vida: si me pega a mí la vida, yo le voy a pegar más fuerte, regresarle con algo mejor.

Es como con cada jugada, para mí cada jugada es un nuevo día: si en la jugada anterior me interceptaron, cuando acaba esa jugada voy a decir “se acabó la jugada, eso es parte del pasado, el pasado ya no me interesa”, porque lo que importa es lo que viene por delante y lo que yo voy hacer para cambiar lo que yo hice anteriormente; es como estar renovándote a cada minuto y saber cómo cambiar, porque si no cambias no vas a saber cómo avanzar.

Eso de “no, pues yo no cambio, o así soy” a mí se me hace una mentalidad muy mediocre, tienes que ser cambiante para poder llegar a dónde quieres.

 

SA: ¿Qué significaría para ti? ¿Qué esperas que signifique para ti?

HS: Espero que me dé más enseñanzas, porque entre más lo juego, más me sorprende y más me enseña; lo relacionas con la vida, como te digo, te pega, y no me voy a quedar parado esperando el golpe, a mí me duele más si me quedo parado, mejor voy y a ver qué ganó, y si pierdes, levántate, yo me he considerado como un fénix: si en la jugada anterior me quemé, voy a regresar más grande y más fuerte, no importa qué pasó antes, siempre voy a regresar con algo nuevo, no cometo los errores dos veces.

 

SA: Apoyos con los que cuentas en tu vida: quién te metió al fútbol americano, quién pagó las cuentas, quién te ayudó, quién ha estado ahí para ti.

HS: Mi mamá, Sandra Evelia Galindo Flores; mi papá, Hildeberto Salgado Burruel; mis dos hermanas, María Alejandra Salgado Galindo y Carla Daniela Salgado Galindo, creo yo que soy muy apegado con las dos; mi hermano, Rodrigo Antonio Salgado Galindo; y también mi tío, Marco Antonio Galindo Flores, que me ha apoyado muchísimo con sus consejos y experiencia de vida, y mi tía Martha Leticia Galindo Flores que es como una segunda madre para mí.

 

SA: Es caro ¿no?

HS: Caro en qué sentido.

 

SA: Las temporadas, la utilería, irte a Estados Unidos.

HS: Sí es caro, está algo pesado porque vives solo —renta, comida, estarte moviendo, aunque me movía en camión—, pero mi familia es la que siempre ha estado ahí, siempre, desde que empecé con este proyecto de querer irme a jugar, superarme a mí mismo. Y del último año para acá, mi novia. Se llama Jasmin Handschin. La conocí ahí, en Phoenix, me apegué mucho a ella porque la relacioné mucho con mi familia, tiene muy mi estilo, muy apegada…

 

SA: ¿En dónde se conocieron?

HS: Ahí en Phoenix, en la parada de un camión le empecé a hacer platica y ahí la conocí. Es muy sencilla, me gustó, no fue directo a qué te dedicas, qué haces, fue “¿cómo te llamas?”. Me apoya en todo.

 

Hildeberto Salgado Galindo

Hildeberto Salgado Galindo

SA: ¿Algún mensaje para ella?

HS: Muchas gracias por el apoyo, se ha portado muy bien conmigo, creo que es la primera persona que se ha portado así conmigo, externa a mi familia, que se porta así, como si fuera familia mía. Y como te dije, la que siempre ha estado ahí  es mi familia.

 

SA: ¿Alguién más?

HS: Alguien muy importante en mi vida, que considero de mi familia, es Alex Viciedo. Lo conozco desde el 2005, me ha apoyado en todo sentido: en lo familiar, moral, deportivamente, y en la escuela, en todo, en todo me ha apoyado, y la verdad es como una figura paterna, siempre ha estado ahí, siempre, porque me tiene entrenando desde muy chico; y es muy bueno como entrenador.

 

SA: ¿Lo recomiendas?

HS: Recomendado, la verdad sí, recomendado. Quién lo quiera contactar que me diga, es muy buen entrenador.

 

SA: ¿Estás estudiando?

HS: Sí, nutrición.

 

SA: ¿Qué cuatrimestre?

HS: Segundo. Me gusta nutrición, fíjate. Aunque mi pasión está en la quinesiología. Quiero estudiar eso también, cuando tenga la oportunidad lo voy hacer porque me interesa y muchísimo, y nutrición me sigue interesando.

 

SA: Y se complementa con el deporte también.

HS: Sí, bastante.

 

SA: ¿Algo para cerrar, Hilde, algún comentario extra, algo que quieras decir?

HS: Muchas gracias por darme la oportunidad de estar aquí en tu espacio.

SA: Te agradecemos la disposición y que nos hayas concedido la entrevista.

Hildeberto Salgado entrenando en Guadalajara

Acerca de Sibrian Arciniega

Jugó futbol americano con Ocelotes de la UNIVA, de 1998 a 2006. En el mismo equipo, fue entrenador ofensivo en categoría juvenil.
Es Lic. en Psicología. Poeta y promotor cultural. Fue entrenador de tocho bandera en el equipo de Tigritas en Guadalajara, Jalisco.

Deja un comentario