¿Qué aprende un jugador de futbol americano? 

Jugador de Mexicas lanzando el balón,

Jugador de Mexicas lanzando el balón

A lo largo de la existencia de Yarda35, y con el paso del tiempo, hemos tratado de contribuir a formar una idea diferente de la que se tenía acerca de los jugadores de futbol americano. 

Muchas de las personas que no conocen bien este deporte siguen pensando que los jugadores son una especie de cavernícolas que no pueden ligar más de una frase coherente de otra cosa que no tenga que ver con el americano y la cerveza.

Sin embargo, a estas alturas hemos tenido la oportunidad de darnos cuenta que este es uno de los deportes más complicados en cuanto a reglas, más exigentes en cuanto a lo físico, y que más requiere que el equipo funcione en realidad como tal.

Más allá de hablar de las manos que necesita el receptor, las piernas que necesita el corredor, o la fuerza que necesita un hombre de línea, es momento de ahondar un poco más en la mente del jugador: hoy vamos a hablar sobre lo que aprende y la forma en la que piensa un jugador de futbol americano.

4 habilidades fundamentales
del tocho bandera

Aprende a conocerse

Jugador de Carneros acarreando el balón

Jugador de Carneros acarreando el balón

Cualquier jugador que se precie de serlo conoce las cosas en las que es fuerte y las cosas en las que por más que entrene seguirá siendo no tan fuerte.

Sin embargo, sabe que siempre puede mejorar. Sabe de dónde viene y a dónde va. Conoce su función dentro y fuera del campo y sabe que ser él, sin posturas falsas ni máscaras, lo hace un jugador más completo y auténtico.

El coach (en futbol americano
y tocho bandera)

Mente sana en cuerpo sano

Aunque evito a toda costa este tipo de clichés, en este momento es bastante relevante decir que un guerrero del emparrillado entiende que nunca será capaz de alcanzar su mejor forma física si no mantiene un equilibrio.

Sabe que necesita entender el ying y el yang del deporte, y cree firmemente que no será capaz de dar su mejor esfuerzo si no mantiene un equilibrio entre sus fortalezas y sus debilidades, tanto física como mentales. Así –sólo así—sabe que estas debilidades pueden ser parte de sus fortalezas, si las conoce y juega en equipo.

20 datos sorprendentes sobre
el balón de futbol americano

Aprende humildad

Cardinals y Cobras compartiendo el tradicional saludo al final del partido por el campeonato OFEB

Jugadoras de ambas escuadras compartiendo el tradicional saludo

Por la naturaleza de “fuerza contra fuerza” del futbol americano se puede prestar mucho a humillar al oponente, riéndose de él, golpeándolo ilegalmente, cayendo muchas veces en acciones innecesarias y antideportivas.

Sin embargo, un jugador de futbol americano aprende que las batallas se libran en el campo pero se terminan ganando en el marcador, y no en la cantidad de pases que cachó, o la cantidad de intercepciones, o la cantidad de yardas avanzadas.

Por supuesto que todo esto es importante, pero a final de cuentas, eso de nada vale si no se gana en el marcador. Además, sabe que los juegos se ganan jugando, y no hablando.

A final de cuentas, un jugador de futbol americano sabe que no es indispensable, y que en un momento se puede estar arriba, pero al siguiente, probablemente, le tocará estar abajo. Entiende que en muchas ocasiones el fracaso es el mejor maestro cuando se sabe aprender de él, y lejos de culpar a los árbitros o al campo, o al resto de su equipo, acepta su responsabilidad y aprende de sus errores y aciertos. Además, siente un profundo respecto por su oponente, pues se da cuenta de que es la única forma de ganar, y sabe que ningún partido está ganado antes de jugarlo.

9 valores que fomenta la filosofía
del futbol americano
 

Es parte del equipo

Jugadores de Tecos UAG felicitándose al final del encuentro por el campeonato CONA Juvenil 2016

Jugadores de futbol americano celebrando la victoria de su equipo

En el futbol americano —uno de los deportes de equipo por excelencia— el jugador entiende que por más que él resalte entre los demás, los partidos y los campeonatos nunca llegarán a menos que se juegue en equipo.

Si no cuida de su compañero, y no confía en que su compañero cuidará de él, el equipo no funcionará, pero sobre todo, aprende a ser parte de una unidad, y no sólo una unidad en sí mismo. Hace su parte y sabe que su compañero hará la que le corresponda.

10 razones para jugar flag football

Sabe el papel que su mente juega

Un jugador de futbol americano sabe que su atributo más importante no es su habilidad física —aunque por supuesto es importante—, pero es consciente de que ésta no le servirá de mucho cuando sus impulsos, nervios y desesperación (probablemente hasta impotencia) limiten esta capacidad.

Entiende que además tiene que aprender a controlarse, tranquilizarse y enfocarse. Sabe que aunque haya dejado caer varios pases, que haya soltado varios balones o que haya fallado varios bloqueos durante el partido, una sola jugada, una sola yarda, un solo segundo puede ser la diferencia entre ganar o perder.

Jugador ofensivo de Borregos Guadalajara buscando la carrera por la anotación, Jornada 5, Conadeip 2015

Jugador de futbol americano buscando la carrera por la anotación

En resumen, y sobre todo, sabe en su corazón que siempre hay un pase más… una yarda más… un bloqueo más… una tacleada más… una gota de sudor más qué derramar sobre el campo.

Creo firmemente que el mejor y mayor momento de cualquier hombre, su logro más grande y su mayor satisfacción, es aquel momento sublime en que después de haber trabajado arduamente con todo su empuje, esfuerzo, dedicación y corazón a favor de una causa noble, se encuentra exhausto en el campo de batalla… ¡victorioso!

Vince Lombardi, ex entrenador de los Empacadores de Green Bay.

El jersey en el futbol americano
y el tocho bandera

Acerca de Hans Valencia

Nacido en Guadalajara, Jalisco, y por siempre apasionado del deporte, Hans Valencia tuvo su primer contacto con el futbol americano como jugador en 1994. Varios de esos años también fungió como entrenador de varios equipos, entre ellos equipos femeniles, e incluso tuvo actividad como jugador con un equipo de veteranos hace a penas algunos años.

Hans, o “Bola Ocho”, como le apodarían por los últimos colores que usó como jugador y el número que siempre portó en su jersey, jugó durante muchos años como quarterback titular, llevando a su equipo a ganar el campeonato local en una ocasión, y a playoffs en algunas otras ocasiones. Otros tantos años, Hans jugó como ala cerrada, siendo en una de esas temporadas el líder en anotaciones, recepciones y yardas ganadas del equipo, y peleando por las primeras posiciones en esas mismas categorías en la liga.

Comentarios

  1. Me parece muy interesante y se q este de porte es 100% ciento formativo
    .

Deja un comentario