Más grande, más rápido, más fuerte…

La competencia y el deporte siempre han ido de la mano, todo sea por los récords, todo sea por romperlos.